Home / Columnistas / ¡Saber Vivir! / ¿Cómo diferenciar el Baby-blues de la depresión posparto?

¿Cómo diferenciar el Baby-blues de la depresión posparto?

El conocido baby-blues aparece entre el segundo y el quinto mes después de dar a luz y puede durar hasta dos semanas.  El baby-blues es una reacción completamente normal después de un parto y afecta entre 60% y 85% de madres. Este fenómeno se produce debido a un cambio de hormonas, al cansancio extremo y a las emociones intensas vividas durante el parto y los días sucesivos.  Muchas madres entran en este estado al mismo tiempo que viven una aumentación en la producción de leche materna. En ese momento, las hormonas hierven y el dolor causado por el aumento de leche se agregan a todos los trastornos vividos en la nueva vida de madres.

Manifestaciones del baby-blues

Una mami con baby-blues puede sentirse deprimida sin saber porqué, querer llorar sin poderse controlar, tener dificultades para dormir y sentirse extremadamente cansada.  Después de haber dado a luz, puedes sentirte ansiosa lo cual contribuye a la intensificación de tus emociones. Las dudas te asaltan y te preguntas si eres una buena madre, si estás haciendo lo correcto con tu bebé.  El sentimiento de culpa te invade por no tener suficiente energía para ocuparte de todo como estabas acostumbrada y te sentirás sola, aunque estés bien acompañada. Podrías también tener un humor cambiante o perder el apetito.  Este estado es temporal.

¿Cómo contrarrestar el baby-blues?

Si tienes deseos de llorar, hazlo, es completamente normal.  Aprovecha cada ocasión que se te presente para descansar, tu cuerpo te lo exige.  Acepta la ayuda de las personas que te rodean y no intentes disimular tu estado frente a tu pareja.  Solo si demuestras lo que realmente estás viviendo obtendrás la ayuda que necesitas. No dudes en salir de paseo si la oportunidad se presenta.  Aprovecha para consentirte, tomar baños relajantes, peinarte, maquillarte, así sentirás que sales de la rutina habitual. Si después de dos semanas sintiendo el baby-blues no encuentras la energía necesaria para continuar, es el momento de consultar un profesional de la salud.

Pero y ¿qué hay de la depresión posparto?

Este tema es cada vez menos tabú entre las mujeres que dan a luz.  La depresión posparto se vive de manera intensa y aún así pasa desapercibida o se confunde con otros comportamientos sociales.  No es una enfermedad incurable, es simplemente una etapa por la que algunas mujeres pasan después de dar a luz.

La depresión posparto se diferencia del baby-blues por su duración, su intensidad y las implicaciones que cada una puede tener en tu vida.  Los casos de baby-blues son mas numerosos que los de depresión posparto. El baby-blues puede manifestarse hasta dos semanas después del parto, si los síntomas persisten después de esta temporalidad, podríamos sospechar la instalación de una depresión posparto.  Entonces, los síntomas mencionados por el baby-blues, perduran en tu diario vivir.

De 8 a 28% de madres se ven afectadas por una depresión posparto.  Habitualmente, esta depresión se manifiesta en el periodo posparto de las mamás, es decir, en el año siguiente al parto.  Sin embargo, en casos mas graves, podría perdurar hasta después de este periodo. Por otro lado, hay madres que pueden vivir síntomas depresivos aislados sin necesariamente hacer una depresión posparto.  En esos casos, estaríamos hablando de un fenómeno pasajero.

Síntomas de la depresión posparto

A continuación, encontrarás algunos síntomas visibles de la depresión posparto.  Sin embargo, constatar uno o varios de estos síntomas no te permite auto-diagnosticarte, lo más prudente es consultar un profesional de la salud si sospechas que estás atravesando una depresión posparto.

 

 

Pasos a seguir en caso de una posible depresión posparto

Las recomendaciones existentes en la literatura concerniente a la depresión posparto, se dividen generalmente en tres categorías:

  1. Los tratamientos y consultas :
    1. Consultar un profesional de la medicina tradicional
    2. Consultar un profesional de la salud mental
    3. Tomar antidepresivos, prescritos por un médico
    4. Consultar un profesional de la medicina suave: homeópata, aromaterapeuta o fitoterapeuta
    5. La acupuntura
    6. Las terapias manuales como la osteopatía y la etiopatía
    7. La nutriterapia y diferentes técnicas de relajación
  2. Las actitudes y los comportamientos
    1. Reconoce y acepta tu estado
    2. Adopta una actitud lo más positiva que te sea posible
    3. Decide permanecer activa
    4. Comparte tu sufrimiento, con tu compañero de vida, tus amigos o tu familia
    5. Establece una red de apoyo antes del nacimiento de tu bebé
    6. Pide ayuda siempre que sientas que la necesitas
    7. Recuerda que no existe madre perfecta
  3. Las actividades y el entretenimiento
    1. Entrénate físicamente, aunque sea poco
    2. Bebe mucha agua y come alimentos sanos a horas regulares
    3. Busca el tiempo para ponerte bella cada día
    4. Toma una ducha diaria o un baño relajante
    5. Péinate, maquíllate
    6. Intenta divertirte con tu compañero de vida
Bibliografía
Des Rivières-Pigeon, Catherine; Gagné, Caroline; Vincent, Diane.  Les paradoxes de l’information sur la dépression postnatale – Mères dépressives mais pimpantes.  Collections Santé et société, 2012Boisvert, Véronique.  Bien vivre ma période postnatale – Comment prévenir les difficultés et devenir une maman heureuse. LER Les éditeurs réunis. 2010.

 

Si deseas contactar a la especilista Sandra Londono, encuéntrala en el Directorio de servicios profesionales de Mamá Latina Magazine.

¡Click aquí!

 

Puedes consultar también en ¡Saber Vivir!…

Los cuidados del alma en invierno

 

Sobre Sandra Londono

Soy Trabajadora Social y Mediadora Familiar de la Universidad de Montreal y miembro de la Orden Profesional de Trabajadores Sociales de Quebec. He trabajado con familias vulnerables y con padres en conflicto de separación. He animado grupos de hijos de padres separados para facilitar la expresión de sus sentimientos frente a la separación y he coordinado talleres de comunicación parental entre padres que viven conflictos de separación y divorcio. Actualmente, atiendo en consultorio privado, casos de consejería individual, de pareja y de familia. Ofrezco también mis servicios como mediadora familiar y coach parental. Además, pertenezco al grupo de atención de choque post-traumático de Morneau-Shepell. Los niños, niñas, adolescentes y sus familias son el centro de mi ejercicio profesional y la comunicación una herramienta atesorada de cambio y transformación. Mi objetivo profesional es acompañar las familias en el camino hacia un ejercicio parental exitoso.

Check Also

La guía definitiva para preparar habitaciones compartidas sensacionales

¿La familia es muy grande para la vivienda o las viviendas de hoy en día son muy pequeñas para las familias? La verdad es que puede ser un poco de ambos, pero lo cierto es que si dentro de nuestro presupuesto no está el encontrar una casa con una habitación para cada uno, podemos hacer muestra de creatividad y definir espacios sensacionales para nuestros hijos, aún en habitaciones compartidas.