Home / Alimentación / ¿Debo o no darle vitaminas a mis hijos?

¿Debo o no darle vitaminas a mis hijos?

Esta es la pregunta del millón. Si por alguna razón has decidido suministrarles a tus pequeños algún suplemento vitamínico, es importante que estés bien informada al respecto. Por supuesto, la principal fuente de información para elegir este camino de las vitaminas en forma de suplemento, es la del profesional de cabecera en la salud infantil, pero una mamá con el poder del conocimiento en sus manos, siempre es menos vulnerable, en cualquier ámbito.

Los grandes aliados del desarrollo

Todo niño, en alguna etapa de su crecimiento puede necesitar de este empujoncito vitamínico. Por ejemplo, en Estados Unidos, la Academia Americana de Pediatría, recomienda un aporte de vitamina D porque es común que ningún niño ni adolescente, consuma la totalidad necesaria de esta sustancia esencial para la normal absorción del calcio.  

En todo caso, los suplementos vitamínicos no sustituyen una alimentación balanceada, solo la complementan. Por tanto, es muy importante saber que el esfuerzo debe centrarse, principalmente, en lo que se le da al niño de comer.* Así que, los niños deben aprender de sus padres, por sobre todas las cosas, a comer de todo y estar abiertos a nuevos sabores y propuestas alimenticias.

Todavía hay cierta ambigüedad entre los expertos cuando se trata de afianzar el papel de los suplementos vitamínicos en el desarrollo de los niños. Por eso, con la debida orientación pediátrica, resulta un potente aliado en su crecimiento, solo y solo sí, el médico lo recomienda.

¿Puede ser contraproducente tomar vitaminas en suplemento?

Cuando un niño está recibiendo todos los aportes vitamínicos de la alimentación y además tiene otra cuota de vitaminas a partir de complementos, es posible que se produzca un exceso en alguna de ellas. En el caso de las vitaminas hidrosolubles, es decir, aquellas que se disuelven en agua, como la vitamina B y C, no hay mayor peligro de sobredosis, pues si ya la está consumiendo con la comida y recibe un poco más a través del suplemento, sencillamente la desechará con la orina.

En el caso de las vitaminas liposolubles, como la A, D, E, K y F, un exceso sí será de cuidado. Este tipo de nutrientes solo se disuelven en grasa, es decir, que una dosis por encima de la recomendada se acumulará en los tejidos y pudieran resultar tóxicas. En el caso de la vitamina A, los requerimientos van desde los 2000UI* en bebés hasta los 12 meses y más de 9000UI en adolescentes.  

Precauciones:

Nunca dejes los suplementos vitamínicos al alcance de los pequeños, incluso sí son lo suficientemente grandes para haber entendido que sólo se consume una al día. Algunas presentaciones son coloridas y al mejor estilo de un caramelo, así que pueden querer comer más de una al día, e incluso hacerlo a escondidas.

Siempre lee las etiquetas de las vitaminas. Asegúrate que ninguno de sus componentes pueda resultar perjudicial para tu hijo, en caso de que este sea alérgico a algún alimento. Hay muchas presentaciones vitamínicas que prestan especial atención al descarte de pescado o soya entre sus ingredientes por esta razón.

Las vitaminas líquidas son recomendables para niños menores de 4 años, evitando el riesgo de ahogo.

-Si has convenido con el pediatra qué tipo de vitaminas vas a suministrar y llegas a cambiar de marca o presentación, notifícalo. Verifica que siga siendo correcto para la salud de tu hijo.

*UI Unidad de medida de la cantidad de una sustancia (p. ej., vitaminas) basada en su actividad biológica o el efecto medido.

 

Te interesará leer también…

¡Atención Mamá! El “batch cooking” puede realmente hacer más fáciles tus días.

Montréal – Québec – Canada

Sobre Carolina Martínez Torres

Carolina Martínez Torres. Periodista egresada de la Universidad Fermín Toro, Barquisimeto-Venezuela. Más de 15 años de experiencia en producción audiovisual y reporterismo para TV. Moderadora de espacios culturales para cadenas internacionales de TV; productora de emisiones estelares de noticias y programas informativos de entrega especial. 5 años de experiencia en edición de contenido para plataformas digitales. 5 años dedicada a la hermosa labor de ser mamá.

Check Also

La guía definitiva para preparar habitaciones compartidas sensacionales

¿La familia es muy grande para la vivienda o las viviendas de hoy en día son muy pequeñas para las familias? La verdad es que puede ser un poco de ambos, pero lo cierto es que si dentro de nuestro presupuesto no está el encontrar una casa con una habitación para cada uno, podemos hacer muestra de creatividad y definir espacios sensacionales para nuestros hijos, aún en habitaciones compartidas.