Home / Destacadas / Descubre los grandiosos beneficios del “baile” como actividad extraescolar

Descubre los grandiosos beneficios del “baile” como actividad extraescolar

El mejor medio para el desarrollo psicomotor y cognitivo de un individuo es el baile. Lejos de tratarse de una actividad meramente recreativa, para los niños resulta una excelente inversión que se duplicará con creces en habilidades sociales sanas y óptimas.
 


Con el hilo conductor de la música, los pequeños pueden aprender cómo relacionarse, cómo trabajar en equipo y cómo manejarse bajo los términos del respeto y la aceptación de los demás, sin tener que recurrir a herramientas demasiado inflexibles. El baile como actividad extraescolar, ha venido ganando adeptos en los últimos años, sobre todo en géneros nuevos como el urbano, debido a los increíbles beneficios en el proceso evolutivo de los niños.

Algunos padres son rígidos al momento de escoger qué actividad ocupará las tardes de sus hijos, pensando siempre en las grandes destrezas que desean explotar en sus pequeños –arte, idiomas-. Pero el baile es una forma de expresión integral idónea para explorar el lado creativo de los pequeños.

Ventajas del baile para el desarrollo integral de los niños

La danza permite darle cabida a beneficios que perdurarán toda la vida y que, seguramente, más adelante agradecerán. Aquí algunos de ellos:

  1. Eleva su condición física: todos los beneficios que puede aportar una actividad física deportiva en el niño, lo consigue con el baile. Es una buena manera de enseñarles a tener una vida activa además de medir el alcance de su flexibilidad, resistencia y fuerza. Es maravilloso para desarrollar una buena coordinación y procurar una buena postura así como excelente manejo del equilibrio.
  2. Estimula sus destrezas sociales: aunque practicar cualquier tipo de baile requiere disciplina, la expresión de las emociones a través del mismo es todo menos rígido. Entonces, esta actividad sin duda contribuye a que un niño aprenda cómo relacionarse con sus compañeros de baile, cómo ser parte de un grupo y cooperar en el objetivo común, y también cómo destacar como individuo. Es un excelente método para permitir estimular la sensibilidad y apreciación de los demás, y de sí mismos.
  3. Incrementa su autoestima: el baile se perfila como un maravilloso catalizador del amor propio, sobre todo cuando se trata de niños más reservados y tímidos. Permite que el niño forme una imagen corporal positiva y le enseña el camino al bienestar al promover la actividad artística como medio de expresión del yo.
  4. Mejora el rendimiento académico: sin duda practicar danza, de cualquier tipo, enseña a los pequeños a tener disciplina, a usar la concentración cuando lo requieren y a despertar su creatividad. Todos elementos que pueden aplicar en su vida cotidiana, y sobre todo en clases. ¿El resultado? Mejor desempeño escolar.

 

No importa si es danza moderna, hip hop, funk o ballet lo que está practicando tu hijo o hija, los beneficios serán iguales. Saber cuál practicará es una de las primeras decisiones que puedes ir dejando al pequeño, y que lo hará sentir respetado e incluido en el rumbo de su formación.

 

Encuentra también en Mamá Latina Magazine…

¡Mi hijo quiere ser Youtuber!

 

Montréal – Québec – Canada

 

Sobre Carolina Martínez Torres

Carolina Martínez Torres. Periodista egresada de la Universidad Fermín Toro, Barquisimeto-Venezuela. Más de 15 años de experiencia en producción audiovisual y reporterismo para TV. Moderadora de espacios culturales para cadenas internacionales de TV; productora de emisiones estelares de noticias y programas informativos de entrega especial. 5 años de experiencia en edición de contenido para plataformas digitales. 5 años dedicada a la hermosa labor de ser mamá.

Check Also

Mi hijo moja la cama ¿Qué debo hacer?

Es la tercera noche en la semana que Carlitos se orina a medianoche. La primera vez, sus padres pensaron que había tomado demasiado líquido antes de dormir. La segunda, sin ánimos de preocuparse, pensaron que estaba poco abrigado, pero la tercera, las alarmas sonaron en vista que el pequeño de 6 años no tenía historial alguno de estos episodios de mojar la cama desde que aprendió a dominar su vejiga a los 3 años. ¿Qué estaría detonando esta novedad? ¿Le pasa lo mismo a tu hijo?

Hazte parte de nuestra comunidad y disfruta todo lo que Mamá Latina Magazine tiene preparado para tí...

Recibe contenido exclusivo, bonus, cupones, nuestras informaciones más recientes, promociones y más...

 


 

¡Felicidades! Ya eres parte de Mamá Latina

Hubo un error al intentar enviar su solicitud. Por favor inténtalo de nuevo.

mamalatinamagazine.com will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.