Home / Destacadas / ¿Le harías una fiesta a tu hija por la llegada de su primer período?

¿Le harías una fiesta a tu hija por la llegada de su primer período?

Habíamos escuchado de celebraciones de graduación de lactancia exclusiva, de cumple meses, el famoso “no cumpleaños”, pero de una fiesta para celebrar la llegada por primera vez de la menstruación o primer período para una hija, poco. Lo cierto es que ha comenzado a hacerse habitual después de que una madre en 2017 hiciera pública la instantánea de la torta que le hizo a su hija con la leyenda “felicidades por tu primer período”.

Las personas que han empezado a imitar este gesto han tenido claro el por qué. El argumento de deslastrar el aspecto negativo de la menstruación para que sus hijas abracen este cambio desde la naturalidad y con la mayor fluidez posible.

Revalorizar la llegada del período

Es habitual temer la llegada de esta fase porque por años, la menstruación ha sido satanizada como un momento doloroso, incómodo y de aislamiento. Muchas mujeres realmente padecen estos 4 o 5 días de su ciclo con molestias que llegan a cambiar su rutina completamente. Pero en líneas generales, es algo que se puede aminorar con buena alimentación y ejercicios.

En la perspectiva holística, cuando una niña se hace mujer y comienza a sangrar, en su cuerpo se da lugar un suceso de gran trascendencia genealógica: se hace parte del hilo rojo que une a todo el linaje de mujeres de su ascendencia. Resulta una forma que tendrá la mujer de adueñarse de su propio código genético, darle cabida a memorias históricas que comienzan a aflorar desde su inconsciente profundo y reconocer su genealogía.

Más allá de lo patológico, el período es un prodigio biológico muy importante. No debería estar relacionado con el estigma de sangrar, sino con la percepción de auto-limpieza que traduce tener este evento 1 vez al mes. Propicia la salud del aparato genital y refuerza las defensas del organismo gracias a los estrógenos naturales.

Celebrar la transición

Nadie mejor que mamá para orientar la llegada del período en su hija.

 

Ese momento en que las hijas dejan de ser niñas y se convierten en mujeres, reviste un gran impacto para mamá también. Y son precisamente las madres las figuras de orientación más próximas, así que la manera cómo perciban el episodio será fundamental para las hijas. Hacer una fiesta o celebración en honor a este primer período, podría superar las expectativas banales de picar un pastel y comer dulces con una decoración roja. Debería ser la bienvenida de la esencia femenina y el inicio de un viaje que la impulsará a buscar nuevas formas de relacionarse con su entorno y con ella misma.

Por supuesto el tamaño y característica de la celebración dependerá de la personalidad de la chica, algo que solo podrá intuir mamá. Pero resultará una buena ocasión para sentarse a conversar de los cambios que verá en su cuerpo, del trabajo que hace su organismo cada vez que baja el período y de cómo podemos evitar que estos días sean incómodos para continuar con las actividades diarias. También habrá que hablar de responsabilidad, en higiene y uso de nuestro aparato genital. Lo cierto es que una fiesta del primer período resulta un buen inicio para vivir esta nueva etapa femenina sin vergüenza ni tapujos, y compartirlo con las mujeres más cercanas de la joven, así como con sus amigas adolescentes, ayudará a extender el mensaje: no hay de qué apenarse por tener el período, resulta un cambio positivo en la vida de una niña y es una forma de expresión de salud del organismo que solo traerá beneficios psicológicos y físicos a la mujer.

Ideas para fiestas de primer período:

Dado el tema, lo ideal es que sea una celebración bastante íntima, y de bajos estándares. Es decir, debería tratarse de una reunión o conversatorio, más que de una fiesta como la conocemos. Puede hacerse al mejor estilo de una pijamada o tarde de té, recordando siempre que es el momento propicio para hablar del proceso que se está viviendo, intercambiar conocimientos con mamá y tías, así como aclarar dudas.

Incluir en la reunión elementos decorativos alusivos al tema ya es una opción personal, pero nunca debe hacerse con la intención de que sea jocoso, como podría suceder, por ejemplo, en una despedida de soltera con alusiones al miembro del hombre. Una torta, algunos snacks y bebidas refrescantes bastarán para acompañar la charla. Es importante saber que, abordar este tema, no es algo que deba hacerse de la noche a la mañana. Ciertamente, mamá deberá esforzarse por ir preparando a su hija mucho antes para lo que significa la llegada de la menstruación, de esta manera será mucho más fácil incluso hablarlo delante de sus amigas y familiares mujeres.   

 

Encuentra también en Mamá Latina Magazine…

Descubre los grandiosos beneficios del “baile” como actividad extraescolar

Montréal – Québec – Canada

Sobre Carolina Martínez Torres

Carolina Martínez Torres. Periodista egresada de la Universidad Fermín Toro, Barquisimeto-Venezuela. Más de 15 años de experiencia en producción audiovisual y reporterismo para TV. Moderadora de espacios culturales para cadenas internacionales de TV; productora de emisiones estelares de noticias y programas informativos de entrega especial. 5 años de experiencia en edición de contenido para plataformas digitales. 5 años dedicada a la hermosa labor de ser mamá.

Check Also

La guía definitiva para preparar habitaciones compartidas sensacionales

¿La familia es muy grande para la vivienda o las viviendas de hoy en día son muy pequeñas para las familias? La verdad es que puede ser un poco de ambos, pero lo cierto es que si dentro de nuestro presupuesto no está el encontrar una casa con una habitación para cada uno, podemos hacer muestra de creatividad y definir espacios sensacionales para nuestros hijos, aún en habitaciones compartidas.