Home / Columnistas / ¡Saber Vivir! / Los cuidados del alma en invierno

Los cuidados del alma en invierno

La llegada del invierno trae con él las temperaturas frías, la nieve, los días oscuros y largos. Si bien tenemos que preparar nuestro cuerpo tomando vitaminas, alistando nuestra ropa cálida, nuestras botas y abrigos, debemos también cuidar de nuestra piel, hidratarla y protegerla, o nuestra casa guardando los muebles de patio, el asador, instalando una carpa en la entrada de garaje, prendiendo calefacciones; ¿entonces qué podríamos decir de nuestras emociones y nuestra familia? También tenemos que preparar el alma.

El invierno es en general una oportunidad para la naturaleza de ir hacia lo más profundo de sí misma y como seres humanos somos parte de la naturaleza y deberíamos aprovechar esta época para viajar al interior de nosotras mismas. Sacar de nosotras todos esos sentimientos negativos que nos dañan el corazón, alejarnos de las personas y las situaciones que no le aportan nada positivo a nuestra vida, observar nuestros estados de ánimo y buscar a comprenderlos para mejorarlos si es necesario.

Tu alma es más fuerte que el más frío invierno…

Aprovechar el invierno para observarnos y para acercarnos más entre familia y con la gente que amamos. Decidir que si el invierno es fuerte no será más fuerte que tú, tú puedes controlar o dejarte controlar por el invierno. Tú decides. Si tú escoges controlarlo entonces te haces amiga de él. Lo abrazas, lo recibes con cariño y como lo que es: una oportunidad de ré-evaluación de sí misma.

¿Como hacerte amiga del invierno?

“Agradece a la naturaleza el regalo que te ofrece de poder observar sus cambios”

 

Observa caer la nieve en la mañana por la ventana con una buena bebida caliente; juega en la nieve con tus hijos: resbalarse, hacer muñecos, cabañas, batallas de nieve… ; agradece a la naturaleza el regalo que te ofrece de poder observar sus cambios; explora los deportes de invierno: patinaje, ski plano, ski de montaña, raqueta. Aprovecha la estación para compartir en familia, quizás con algún juego de sociedad, o simplemente ver juntos una película, hacer pijama partys. Busca siempre los rayos del sol, la luz del día pues son pocos y de corta duración. Toma pausas en tu trabajo, sal a caminar, conversa con una amiga que hace tiempo no ves. Aprovecha también el tiempo para hacer actividades en casa: preparar postres con tus hijos, pintar, leer, tejer o hacer otro tipo de manualidades que te gustan y nunca tienes tiempo de disfrutar.

¿Cuándo necesitamos de una ayuda extra?

Si sientes que no cuentas con la energía necesaria para tomar estas iniciativas, que duermes demasiado, que te sientes generalmente triste, que lloras de repente sin razón, que estás particularmente más sensible a la opinión de los demás sobre ti, es tal vez una señal de alerta y necesitas consultar un profesional que te escuche y te ayude a mejorar tu estado de ánimo.

 

Si deseas contactar a la especilista Sandra Londono, encuéntrala en el Directorio de servicios profesionales de Mamá Latina Magazine.

¡Click aquí!

Más de ¡Saber Vivir! en Mamá Latina Magazine…

Mujer: empodera tu pareja

Sobre Sandra Londono

Soy Trabajadora Social y Mediadora Familiar de la Universidad de Montreal y miembro de la Orden Profesional de Trabajadores Sociales de Quebec. He trabajado con familias vulnerables y con padres en conflicto de separación. He animado grupos de hijos de padres separados para facilitar la expresión de sus sentimientos frente a la separación y he coordinado talleres de comunicación parental entre padres que viven conflictos de separación y divorcio. Actualmente, atiendo en consultorio privado, casos de consejería individual, de pareja y de familia. Ofrezco también mis servicios como mediadora familiar y coach parental. Además, pertenezco al grupo de atención de choque post-traumático de Morneau-Shepell. Los niños, niñas, adolescentes y sus familias son el centro de mi ejercicio profesional y la comunicación una herramienta atesorada de cambio y transformación. Mi objetivo profesional es acompañar las familias en el camino hacia un ejercicio parental exitoso.

Check Also

Mi hijo moja la cama ¿Qué debo hacer?

Es la tercera noche en la semana que Carlitos se orina a medianoche. La primera vez, sus padres pensaron que había tomado demasiado líquido antes de dormir. La segunda, sin ánimos de preocuparse, pensaron que estaba poco abrigado, pero la tercera, las alarmas sonaron en vista que el pequeño de 6 años no tenía historial alguno de estos episodios de mojar la cama desde que aprendió a dominar su vejiga a los 3 años. ¿Qué estaría detonando esta novedad? ¿Le pasa lo mismo a tu hijo?

Hazte parte de nuestra comunidad y disfruta todo lo que Mamá Latina Magazine tiene preparado para tí...

Recibe contenido exclusivo, bonus, cupones, nuestras informaciones más recientes, promociones y más...

 


 

¡Felicidades! Ya eres parte de Mamá Latina

Hubo un error al intentar enviar su solicitud. Por favor inténtalo de nuevo.

mamalatinamagazine.com will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.