Home / Columnistas / ¡Saber Vivir! / Saber Vivir: Inmigración y Paternidad

Saber Vivir: Inmigración y Paternidad

En nuestro proceso de adaptación al nuevo país a veces no caemos en cuenta que también debemos adaptar la educación de nuestros hijos.  Estamos tan ocupados en aprender a vivir en una nueva tierra que olvidamos reconocer que ellos también están viviendo cambios en su proceso de inmigración, y que también tienen que desarrollar herramientas de adaptación y a veces las que desarrollan no son precisamente las más útiles.

Dicen que para educar a un niño se necesita una tribu.  Y eso se aplica fácilmente a nuestra sociedad latinoamericana en la que la familia, es decir los abuelos, los tíos, las primas, las esposas de los primos, los sobrinos en tercer grado…, todos se implican de una u otra manera en la educación de nuestros hijos.  Este es uno de los primeros choques al llegar a Quebec donde difícilmente conocemos a nuestros vecinos. Nos encontramos con un concepto diferente de “familia”. En Quebec el núcleo familiar, son los padres con sus hijos respectivos. El resto de los miembros de esta familia se clasifican en la “familia alargada” y su implicación es voluntaria y esporádica. 

Inmigración y educación.

“A partir de la edad escolar, necesitan adaptarse a nuevos ambientes y crear nuevos círculos de amigos”

 

En el contexto educativo: la guardería, la edad para entrar a estudiar, el no poder escoger el colegio que quieres porque están organizados por sectores, la ausencia de uniformes, los horarios distintos y que entran en conflicto con nuestros horarios de trabajo.  Ah, pero también vemos que la educación es gratis, que el transporte escolar también lo es, que algunos servicios de guardería ofrecen  a veces hasta el almuerzo.

Nuestros hijos como nosotros, enfrentan cambios drásticos en sus vidas.  De 0 a 5 años generalmente se adaptan con facilidad. A partir de la edad escolar, necesitan adaptarse a nuevos ambientes y crear nuevos círculos de amigos.  Si cuentan con una personalidad muy tímida, la adaptación puede ser mas difícil pues les cuesta trabajo crear nuevos vínculos. Tarde o temprano terminan por hacerlo, pero en el proceso pueden vivir episodios de frustración que se manifiestan de diferentes maneras: aislamiento, introversión, agresividad, rebeldía, falta de apetito, rechazo.  En esos momentos vuestros hijos necesitan más de ustedes, de su paciencia, de su escucha, de su presencia.  Ellos necesitan escuchar que ustedes reconocen que la decisión de inmigrar no fue de ellos, que ellos tuvieron que asumirla, que ustedes comprenden que unas veces puede parecer más difícil que otras.  La idea no es de asegurarles que todo va a estar bien porque ustedes mismos no lo saben, la idea es participarlos, a su medida según la edad, de sus proyectos, de la construcción de sus sueños y enseñarles que algunas se ganan y las que no, nos enseñan a ser más fuertes.

 

Si deseas contactar a la especilista Sandra Londono, encuéntrala en el Directorio de servicios profesionales de Mamá Latina Magazine.

¡Click aquí!

 

 

 

 

 

Encuentra también en Mamá Latina Magazine…

¡Cuidado! La ansiedad también afecta a nuestros hijos.

Sobre Sandra Londono

Soy Trabajadora Social y Mediadora Familiar de la Universidad de Montreal y miembro de la Orden Profesional de Trabajadores Sociales de Quebec. He trabajado con familias vulnerables y con padres en conflicto de separación. He animado grupos de hijos de padres separados para facilitar la expresión de sus sentimientos frente a la separación y he coordinado talleres de comunicación parental entre padres que viven conflictos de separación y divorcio. Actualmente, atiendo en consultorio privado, casos de consejería individual, de pareja y de familia. Ofrezco también mis servicios como mediadora familiar y coach parental. Además, pertenezco al grupo de atención de choque post-traumático de Morneau-Shepell. Los niños, niñas, adolescentes y sus familias son el centro de mi ejercicio profesional y la comunicación una herramienta atesorada de cambio y transformación. Mi objetivo profesional es acompañar las familias en el camino hacia un ejercicio parental exitoso.

Check Also

Mi hijo moja la cama ¿Qué debo hacer?

Es la tercera noche en la semana que Carlitos se orina a medianoche. La primera vez, sus padres pensaron que había tomado demasiado líquido antes de dormir. La segunda, sin ánimos de preocuparse, pensaron que estaba poco abrigado, pero la tercera, las alarmas sonaron en vista que el pequeño de 6 años no tenía historial alguno de estos episodios de mojar la cama desde que aprendió a dominar su vejiga a los 3 años. ¿Qué estaría detonando esta novedad? ¿Le pasa lo mismo a tu hijo?

Hazte parte de nuestra comunidad y disfruta todo lo que Mamá Latina Magazine tiene preparado para tí...

Recibe contenido exclusivo, bonus, cupones, nuestras informaciones más recientes, promociones y más...

 


 

¡Felicidades! Ya eres parte de Mamá Latina

Hubo un error al intentar enviar su solicitud. Por favor inténtalo de nuevo.

mamalatinamagazine.com will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.